Marketing Médico, la costumbre obsoleta del conocimiento

El otro día conversando con un colega, nos dimos cuenta que es muy frecuente el cuestionamiento entre colegas en el rubro médico cuando quieren “posicionar” su especialidad. ¿Existe un miedo infundado sobre la visión de quién “rentabiliza” una especialidad?

Tanto médicos como abogados hace 10 o 15 años hablaban de la recomendación boca en boca, de grandes conglomerados asociados y sobre cómo los medios (radiales y televisivos) podrían ser un tanto frívolos para transmitir a las personas el éxito de uno de estos profesionales respecto su especialidad. Existía la duda sobre cómo las personas recibirán o podrían percibir la información, y claro, con fundamento ya que nos es fácil y medir quienes recibían el mensaje y si realmente este era efectivo.

Pero desde el año 2012 las cosas han cambiado, las redes sociales están consolidadas y los diferentes segmentos tanto etarios como sociales han definido su pertenencia y uso sobre estas plataformas que ya nos conectan prácticamente a todos. Estados Unidos ha comprendido estos importantes avances tecnológicos y los profesionales de diversos rubros han salido del canal tradicional sin miedo sumergiéndose en los canales digitales siendo pioneros en sus rubros, maximizando la cantidad de clientes; no sólo eso, la aparición de múltiples clínicas, oficinas virtuales y otro tipo de instituciones les ha permitido diversificar la atención a su conveniencia, sin restricciones geográficas. 

Europa y otros países no se quedan atrás, entonces ¿Porqué es tan difícil dejar que otros colegas triunfen en su especialidad en la red? Al parecer la respuesta está en el poder que delegan las redes sociales a los usuarios por sobre las marcas, que permitirían cuestionar los años de estudio o el quehacer del especialista si nos es asertivo. Esto ciertamente ocurre en todas las marcas y en todos los ámbitos, siempre existirá algo que no te gusta y es posible que no esté diseñado para personas de tus características, pero eso no quiere decir que sea malo.

Entonces los especialistas deben crear sus marcas y orientarlas al contenido de valor, a información útil y verídica no solamente a vender un producto o establecer un valor por sus servicios. Los servicios médicos no están diseñados para otros médicos, incluso si estos alguna vez llegan a necesitar utilizar alguno; por lo tanto si recibes una crítica sobre tus redes sobre algún colega o amigo muy cercano, no debe llamar la atención ya que no es parte del segmento a quién se está intentando llegar, más bien sucede que al ser de una misma red o una red muy cercana, se tiene más atención sobre la persona y por lo tanto se siente un “efecto de saturación”.  Sin embargo, debe revisa cualquier marca que siga en facebook u otra red y cuente el número de publicaciones diarias (debe ser activa en la red), ¿cuántas vió de forma efectiva? ¿cuántas se perdió? este efecto es el que obtiene el público en general que está fuera de su red cercana.

El boca a boca sirve y es tremendamente efectivo. Pero el público que necesita solucionar un problema y no conoce sus servicio está en la redes, se puede medir, es de fácil acceso, poco costos y es posible medir el retorno.

SI CREES QUE ES INTERESANTE, COMPARTE ESTE LINK!

Share on facebook
Muéstraselo a tus Amigos
Share on twitter
Compártelo con el mundo
Share on linkedin
Compártelo a Profesionales
Share on whatsapp
Comparte a tus contactos

OTROS TEMAS DE INTERÉS

Babolabs - Agencia Consultora Experta en Marketing Digital
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Expertos en Marketing: nicobosoni@gmail.com