Oasis, el mundo sin límites en «Ready Player One»

Ready Player one Review acercamiento geek mundo ñoño babolabs

Es un sueño de todos poder materializarse en una idea de superhéroe que pertenece a un mundo libre y con completo control de lo que sucede a nuestro alrededor; se puede llamar sueño, imaginación, pero hoy le llamaremos realidad virtual.

Con frecuencia escuchamos que el «Libro es mejor que la película», y estamos hablando en realidad de dos universos diferentes. El primero nos entrega el enfoque del autor que, sumado a nuestras experiencias, se hace más nuestro e integra la propia percepción. En cambio el segundo es una adaptación que el director quiere que entendamos.

Ready Player One, es la aventura de Wade Watts, más conocido como Parzival en Oasis, un mundo de realidad virtual creado por James Halliday y Ogden Morrow, un universo donde se mezcla toda la cultura pop y en dónde puedes hacer lo que desees, desde simplemente jugar hasta hacer transacciones con grandes empresas, todo para poder escapar de una realidad casi post apocalíptica en dónde reina el consumismo y la desigualdad. 

Luego de su propia muerte, James Halliday, decidió incluir un Easter Egg en su juego, y quién lo encuentre será el nuevo dueño de la empresa creadora de este Mundo Virtual y  de nada menos que una suculenta suma de dinero, pero como en toda novela, por supuesto habrá quienes quieran impedir que nuestro protagonista cumpla su sueño.

Dos mundos convergen

La novela Ready Player One (2011) fue escrita por Ernest Cline y la película dirigida por Steven Spilberg (2018), si bien la percepción del libro es más “oscura” en comparación a la película, ambos mezclan grandes aventuras, algo de romance y por supuesto, mucha nostalgia. 

Lo primordial que debe hacer atención en esta saga de aventuras no es la eterna competencia entre libro y película, el elemento que sobresale y marca el trayecto es la cultura pop, la cultura geek. Esa cultura que tanto amamos de los ´80 y ’90,  y que son verdaderos complementos; lo esencial es volver a ser niño mientras, por ejemplo, ves como el protagonista conduce un automóvil DeLorean DMC-12 o simplemente puedes leer una batalla alucinante en dónde aparece nada menos que un Gundam, adentrarte en películas como The Shining (Stanley Kubrick, 1980) o describir la etapa 256 para obtener la puntuación perfecta en Pac-Man (6.131.940) en la tan conocida “pantalla dividida”.

Si eres de los que degustan de una buena novela de aventuras, un mundo virtual y la salvación del mundo convencional en el que vive «Parzival», te recomiendo todo el romanticismo que nos aporta el universo de Oasis.

Ready Player one Dos mundos Convergen Review del libro babolabs
REady Platyer One Convergen dos Mundos Babolabs Oasis

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Share on email
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on print

MARKETING ESTRATÉGICO Y OPERACIONAL, PARA EMPRENDEDORES E INSTITUCIONES.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Si tienes Artículos que consideras interesantes y pueden aportar algo a los lectores invítanos mediante google Drive para revisarlo y dejar comentarios baboinnova@gmail.com